Todo el mundo se equivoca de vez en cuando, pero estos empresarios iban especialmente mal encaminados cuando se burlaron en su día de la llegada de ciertos avances tecnológicos.

La tecnología ha avanzado a una velocidad imbatible, por lo que no resulta sorprendente que más de uno metiera la pata al intentar predecir el futuro de la misma.

No obstante, algunos empresarios se mojaron demasiado al burlarse del posible éxito de comprañías como Netflix o dispositivos como el iPhone

Estos son los empresarios que más equivocados estaban al pronunciarse sobre la tecnología en su día:

  • Jim Keys – CEO Blockbuster: “RedBox y Netflix ni si quiera figuran en la pantalla del radar cuando se trata de la competencia“, afirmo el confiado empresario. A día de hoy el éxito de Netflix es incuestionable: vale 61,93 mil millones de dólares, y BlockBuster se declaró en bancarrota en 2010 – las cifras hablan por si solas.
  • Steve Ballmer – ex CEO de Microsoft: Hablando sobre el iPhone, Ballmer hizo alusión a su extravagante precio y además declaró que “A los consumidores no les llama la atención porque no tiene teclado. Eso lo convierte en una no muy buena maquina para emails“, afirmó. Teniendo en cuenta que hoy Apple es la marca más valiosa del mundo, lo cuál se debe en gran parte a sus ventas del iPhone, Ballmer no parecía prever los futuros gustos de los clientes.
  • Reggie Fils-Aime – presidente de Nintendo of America: Hablando sobre los juegos para móviles el mismo señaló que eran “cándidadmente dispensables desde el punto de vista del consumidor“. Posiblemente el empresario se sonrojó en más de una ocasión al ver los 65 millones de usuarios mensuales de Pokemon Go, que logró batir 5 records guinness.
  • Thomas Watson – presidente de IBM: Este empresario en 1943 se pronunció acerca de los ordenadores: “Creo que hay un mercado mundial para unos 4 o 5 ordenadores“. En este punto sobran los ejemplos para demostrar el error.
  • Wolfgang Epple – director de RRHH de Jaguar: El empresario se mostró reticente a construir coches autónomos: “No concebimos a nuestros pasajeros como mercancía – afirmó en 2015 – No queremos construir un robot que transporte mercancía desde el punto A al punto B“. Esta afirmación parece algo contradictoria con los 25 millones de dólares que ha invertido a día de hoy Jaguar en Lyft para sumarse a la tendencia de los coches autónomos.
  • Ken Olsen – fundador de Digital Equipment Corp: “No hay ninguna razón por la que alguien querría un ordenador en su casa“, afirmó el empresario un año después del lanzamiento del primer ordenador para uso personal de Apple.
  • Steve Ballmer – ex CEO de Microsoft: Ballmer aparece de nuevo en la lista, pero esta vez hablando sobre Google. “Google no es una compañía de verdad“, afirmó el CEO apuntando además a su inestabilidad.
  • William Orton – presidente de Western Union: En 1876, haciendo referencia  al teléfono, Orton se rió y preguntó: “¿Qué utilidad podría encontrar esta compañía en un juguete eléctrico?” al se encontrarse con la oportunidad de comprar el  invento de Alexander Grahan Bell. Hoy posiblemente ese “juguete electrónico” sea uno de los inventos más revolucionarios de nuestros tiempos.

Evidentemente los errores son humanos, y todos los cometemos. No obstante, resulta curioso que incluso empresarios de compañías líderes se equivocaran de tal manera al intentar imaginar el futuro de los avances digitales.

¿Será la tecnología un fenómeno impredecible? ¿Cuál crees será el acontecimiento tecnológico más revolucionario en los próximos años?

Vía | Business Insider