La noticia pasó un poco desapercibida cuando se produjo este verano porque ocurrió en medio de los meses de vacaciones y cuando, por tanto, muchas cosas sustanciosas quedan fuera de los titulares, a pesar de que algunos de esos temas dan para mucho juego. Se le dedicaron unas cuantas noticias, lo recogieron los medios especializados y ahora bien vale para marcar un punto importante. Google, el buscador que es la puerta de acceso a internet de un elevado número de internautas, estuvo buscando este verano a un experto en SEO para incluirlo en su plantilla.

El puesto, como recogía entonces Search Engine Land, era el de Program Manager, Search Engine Optimization (lo que conocemos como SEO). El empleado tendría que trabajar en un equipo en el que convergían varias temáticas de trabajo y en el que se cruzarían los esfuerzos de las áreas de marketing, ventas y desarrollo de producto. “Tomarás parte en el desarrollo y optimización del site, ayudarás en la estrategia en blog y en social, mejorarás la higiene del código del website y definirás la arquitectura web para los sites internacionales”, rezaba la oferta de trabajo. El profesional buscado tenía que tener un completo currículo en el que, por supuesto, se exigía formación en la materia y experiencia trabajando en SEO.

Google por tanto quería, como quieren tantas empresas, posicionarse mejor en internet y hacer que los consumidores encuentren sus sites corporativos de forma más fácil. En definitiva: la compañía más influyente de internet, o una de las más influyentes, y la que con sus resultados de búsquedas puede hundir o encumbrar a una marca estaba buscando a un especialista en posicionamiento web y, por tanto, estaba apostando al SEO.

Esta información nos puede servir para comprender unas cuantas cosas. La primera es que poco importa lo grande y poderosa que sea una empresa: todas deben cuidar con atención y mimo su presencia en internet y deben vigilar de forma constante y proactiva su presencia online y su posicionamiento en la red. La segunda es que poco importan algunos anuncios agoreros que señalaban que el SEO estaba muerto o a punto de morir. Lo cierto es que el posicionamiento web sigue siendo tan importante como era ayer e incluso, ahora que cada vez hay más ciudadanos que son también internautas, un poco más determinante que lo que eran en el pasado. Y, la tercera, es que los profesionales especializados en este terreno siguen teniendo grandes oportunidades para encontrar una buena carrera laboral, posibilidades que no se quedarán además en una cuestión de un día ya que en el futuro van a seguir siendo muy demandados.

Además, y como demuestra la oferta en la que Google buscaba profesionales para el posicionamiento web, el mundo del SEO no es un terreno único y estanco. No debe verse a ese profesional, por tanto, como un experto solo en una materia o como un perfil únicamente técnico. Internet es un espacio complejo y la presencia de las empresas en ella es una cuestión cada vez más importante y que implicada cada vez a más canales.

El profesional SEO no es por tanto ya solo un experto en posicionamiento web y, como demuestran tanto las ofertas de trabajo como los programas de estudios de los más eficientes másters en marketing digital, el perfil se ha convertido en algo mucho más complejo. El profesional que ahora buscan las empresas es un trabajador que encaje en el área de marketing y que pueda centrar su día a día laboral en las áreas de performance y analítica web. Los apellidos por tanto de estos trabajadores no se limitan ya solo al SEO, sino que ahora han sumado también el SEM y el analytics a su lista de dominios. Ya no tienen que saber solo cómo conseguir que la compañía se posicione en los resultados de búsqueda de forma orgánica sino que tienen que ser también unos magos de la publicidad contextual en búsqueda (de ahí el SEM) y de la analítica web para saber qué está pasando en todo momento y por qué está sucediendo.

Un perfil de empleo al alza

¿Cuáles son los trabajos del mañana? Esa es una de las preguntas que se hacen todos los estudiantes que se están enfrentando a la recta final de su formación y que por tanto quieren estar bien preparados para lograr responder a las demandas de trabajo del futuro. Y esa es también la pregunta que se hacen los responsables de recursos humanos de las empresas, que quieren hacerse con los profesionales del mañana antes que su competencia y asegurarse así que tendrán a los trabajadores adecuados en su plantilla y que no sufrirán la escasez que siempre se produce cuando surge una nueva necesidad en el mundo de la empresa.

Muchas son las áreas que están creciendo en los últimos años y que han ido aumentando su importancia. Es incuestionable que las empresas se verán en el futuro abocadas a hacerse con más profesionales expertos en todas las áreas digitales, ya que cada vez son más las áreas de la compañía que están marcadas por las nuevas tecnologías y por internet. Igualmente, no todas estos perfiles necesarios serán nuevos, sino que muchas veces serán áreas en las que las empresas están ya trabajando pero a las que los cambios obligan a modificar los perfiles que se buscan y necesitan.

Así por ejemplo los equipos de ventas tendrán que ser cada vez más ‘techie-friendly’, ya que las ventas están cada vez más marcadas por lo que sucede en la red y por lo que pueden aportar las nuevas tecnologías. No son los únicos que tendrán que ver cómo cambia el mercado laboral y las exigencias de las empresas.

En el terreno del marketing, las compañías están también pidiendo cada vez más profesionales que aúnan en su perfil conocimientos de nuevas tecnologías y de marketing puro y duro, por así decirlo. Ahí están los data artist y los data scientist, que no son solo profesionales expertos en big data sino que además tienen conocimientos en áreas mucho más próximas al trabajo que se hacía tradicionalmente en marketing o incluso comunicación. Y ahí están por supuesto todos esos profesionales del área ‘marketera’ que ahora deben saber de SEO, de SEM y de analítica web.

Más demanda, salarios más altos

Así, los profesionales con estas formaciones son los que están consiguiendo mejores resultados en lo que a búsqueda de empleo se refiere. Según los datos del último informe (publicado este verano sobre datos de 2014) de Spring Proffesional para España sobre carreras y salidas profesionales, los licenciados en Comercio y Marketing están dentro del top cinco de carreras con más demanda.

Y, según datos de Adecco, en 2015 los profesionales con más potencial para encontrar empleo en el área de sales&marketing en España eran los online marketing managers, que son los profesionales que más están pidiendo las empresas y por quienes más se está luchando. Un online marketing manager debe tener, según los datos que aportaba Adecco, una titulación universitaria en áreas de ADE, Economía, marketing y similares y, por supuesto, una formación específica en el terreno del retargeting, los programas de afiliación, el desarrollo de contenidos y, inevitablemente, SEO y SEM. Al online marketing manager le seguían, como los profesionales con más demanda en el sector, los especialistas en SEO/SEM, los responsables de marketing digital, los community managers y los customer experience managers.

social manager

No son las únicas estadísticas que demuestran el potencial de estos trabajadores a la hora de enfrentarse al mercado laboral. Un estudio de Blue Nile Research y Conductor sobre el mercado estadounidense (que es el que primero muestra las tendencias en tecnología, marketing y todo lo relacionado con internet que luego llegarán al resto de mercados), la demanda de profesionales SEO ha subido en un 18% en lo que va de 2015. Pero no solo se piden más trabajadores en estas áreas, sino que también se les está pagando más. Sus salarios han crecido de media un 17% y la subida es mucho más elevada cuando al SEO se suma el marketing. Los profesionales que aúnan estas dos áreas han visto cómo sus sueldos medios crecían incluso más. El sueldo de los marketing manager/SEO manager subió en 2015 un 26%.

El perfecto profesional

Especializarse por tanto en el terreno del SEO, del SEM y de la analítica web es una buena opción para los profesionales de marketing que están empezando su carrera laboral, que quieren modificar el rumbo de su currículo o que simplemente quieren mantenerse al día para asegurarse su futuro laboral. Pero ¿qué debe tener un profesional para ser el empleado perfecto que las empresas demandan para cubrir estas áreas?

Lo primero es, sin duda, apostar por una sólida formación en la materia. Unmáster en marketing digital es la fórmula más sencilla para conseguir los conocimientos necesarios para afrontar este nuevo mundo al que deben enfrentarse los especialistas en marketing. Un máster especializado permite conocer en profundidad los nuevos retos a los que deben enfrentarse los ‘marketeros’, conseguir una formación sólida en la materia y lograr además ciertas garantías a la hora de presentar una candidatura ante una empresa. No es solo que se asegure tener esos conocimientos sino que además se tiene el respaldo de un título solvente y con peso que lo acredita. A un máster se le pueden sumar además cursos de especialización para afianzar los conocimientos en áreas concretas.

Lo segundo es, por supuesto, hacerse con una experiencia en el terreno. Nada mejor para afianzar los conocimientos conseguidos que trabajar en ellos y demostrar de forma tangible que se está sabiendo de lo que se habla.

Un artículo publicado en Puro Marketing