Parece que fue ayer cuando Apple presentaba su propio sistema publicitario conocido bajo el nombre de iAd. Ahora, seis años después de la noticia, la compañía de la manzana parece que se está planteando “dejarlo a un lado”, alegando que se trata de un ecosistema en el que no son buenos y quieren que se encarguen los verdaderos protagonistas: los editores.

Decir que la compañía de Tim Cook se ha encontrado con problemas para optimizar plenamente su oportunidad en la publicidad móvil es una obviedad. Apenas ha conseguido atraer el 5% de los ingresos de publicidad en mobile.

Es evidente que la edición y el desarrollo aumentan casi de inmediato los esfuerzos de los rendimientos en la publicidad actual. Se puede mejorar de forma rápida el rendimiento del control a través de su propio SSP/DSP para comenzar a optimizar el inventario consiguiendo unos buenos resultados y posicionarse de forma más rentable ante los anunciantes.

Con la vista en el futuro, a medio plazo, iAds se convertirá en una pieza importante del mercado programático debido a su carácter premium y sus usuarios iOS de alta gama. Apple tiene la posibilidad de comenzar a sentar las bases de un liderazgo en este terreno pero quizás se aleja un poco de lo que su imagen corporativa nos tiene acostumbrados.

Lo que no queda del todo claro es que como Apple va a controlar la producción creativa que implican las premisas anteriormente expuestas y cómo las personas se dirigen a través de esa gran cantidad de datos.

3D-Apple-full

Apple (por suerte) cuenta con una base de fans que defienden fielmente a la marca y esta es una actitud recíproca. La compañía de la manzana ha mostrado su preocupación por sus seguidores con el lanzamiento del sistema de bloqueo de publicidad nativo a través de la nueva actualización de iOS 9.

Lo que resulta preocupante es imaginar a los usuarios de Apple que vienen de su ecosistema sin la interrupción de cualquier tipo de publicidad, cómo van a reaccionar. Una situación que obligaría a los anunciantes a desarrollar nuevas formas de dirigirse e influir en estos clientes potenciales, según señalan desdeCampaign.

Lo cierto es que, por el momento, los planificadores de medios no se preocupan en exceso por la nueva táctica de la empresa dirigida por Tim Cook aunque los efectos que podría traer la misma no deberían quedarse muy apartados cuando echemos un vistazo a lo que nos espera no dentro de mucho.

Un artículo publicado en Marketing Directo