El sistema de franquicia sigue creciendo a pasos agigantados y presentándose como un motor importante de la economía española. Según los datos que se desprenden del informe que acaba de presentar Tormo Franquicias Consulting, el crecimiento del sector está siendo ininterrumpido y este 2017 se cerrará con una facturación de 19.738 millones de euros, una inversión de 7.293 millones de euros y una generación de alrededor de 16.000 puestos de trabajo.

El estudio muestra que el número de enseñas sigue creciendo en nuestro país. A finales de 2017 se alcanzarán las 1.181 empresas franquiciadoras, lo que supone un 11% más que en relación a 2016. El número de unidades operativas va a estar en torno a los 160.000, un 4,6% mas que el año anterior.

Respecto a los empleos que se van a crear, la cifra de 16.000 vacantes que se van a generar suponen un 4,4% más. En total se puede hablar de 363.415 personas empleadas.

La franquicia se sigue posicionando como una efectiva fórmula para plantar cara al desempleo. Cada vez más emprendedores se unen a esta gran familia para poner en marcha sus propios negocios, ante es así que a día de hoy el 51% de quienes gestionan una franquicia son los franquiciados, que están al pie del cañón, gestionando el negocio. Cada vez son menos inversores.

Los sectores que más siguen confiando en esta fórmula son la hostelería, el retail y los servicios. En lo que respetaba a la restauración, la facturación media de esta actividad es de 546.000 euros, con inversiones que de media están entorno a los 250.000 euros. El retail le sigue, destacando la moda y la alimentación. Finalmente los servicios, que es una de las áreas que muestran un mayor dinamismo en el actual contexto económico y que además es el que está creando nuevos modelos de negocio. Los empresarios de este sector suelen ser los más dinámicos y que más se preocupan por dotar de un mejor movimiento a las empresas.

Via: Muy Pymes