Con una litigiosidad media del 0,08%, el sistema de franquicia se presenta como un modelo de negocio poco conflictivo. Así lo recoge la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) en un informe que ha elaborado a través de su Comité de Expertos Jurídicos. Este primer ‘Observatorio de la Jurisprudencia de Franquicias en España’ ha analizado los conflictos y enfrentamientos legales que se han producido en este ámbito entre los años 2014 y 2016. En total se han dictado 126 sentencias entre los 50.994 establecimientos franquicias que operaban en esa franja de tiempo.

Estas cifras permiten arrojar ese porcentaje medio del 0,08% de litigiosidad al que hacíamos referencia al comienzo del artículo. Los sectores que presentan una conflictividad mayor son Hostelería/Restauración, Moda y Servicios Financieros. En un 62,6% de los casos los procedimientos han sido iniciados por los franquiciadores y el restante 37,4% por los franquicias. Las resoluciones han sido favorables mayoritariamente a las centrales de franquicia (68,1%).

Los principales motivos de conflicto entre una parte y otra son los siguiente:

  1. Nulidad del contrato de franquicia por incumplimiento de determinadas cláusulas por parte del franquiciado.
  2. Nulidad del contrato por falta de objeto del mismos.
  3. Incumplimientos del franquiciado relacionados con el pago de royalties (impago de cánones a la central).
  4. Incumplimiento del franquicia por vulneración de la cláusula de no competencia poscontractual.
  5. Incumplimientos del franquiciado por incurrir en la venta de productos o de proveedores no autorizados por la matriz.
  6. Incumplimientos del franquiciador por no prestar asistencia técnica.

Xavier Vallhonrat, presidente de la AEF, ha destacado la importancia de este reporte. “Nunca antes, que yo tenga constancia, se había realizado un informe de estas características a nivel mundial. Una vez más es España, en concreto nuestro Comité de Expertos Jurídicos, el que ha respondido con rapidez y profesionalidad al encargo recibido por acuerdo en la última Asamblea General de la asociación”, ha comentado en rueda de prensa durante la presentación del observatorio. Apunta que, en vista de los resultados obtenidos, se puede afirmar de manera rotunda que “la franquicia española tiene un muy bajo índice de conflictividad, lo cual ofrece la lectura de que se están haciendo bien las cosas en la relación franquiciador-franquiciado”.

Eduardo Abadía, director gerente de la AEF, ha añadido que “los datos del observatorio son concluyentes en cuanto a la escasa litigiosidad que existe hoy en día en este modelo de negocio”.

En relación a la cifra total de sentencias, Jordi Ruiz de Villa, presidente del Comité de Expertos Jurídicos de la AEF, concluye que “probablemente existan mas controversias que las meramente judiciales entre franquiciador y franquiciado, pero el hecho de que no acudan a los tribunales demuestra que dirimen estas diferencias de forma exitosa, utilizando fórmulas de mediación, negociación o conciliación”.

Un artículo escrito por María Sanchez