El otro día destacábamos 4 claves para destacar en el marketing de contenidos, pero, ¿resulta una ventaja para la pyme contar con este tipo de comunicación para generar valor? ¿Las pymes en España invierten en este aspecto?

Cabe destacar que el objetivo principal de los responsables de una pyme al hablar de marketing de contenidos es el de mejorar su posicionamiento en buscadores, y contar con un tráfico de calidad. Marketing de contenidos sí, pero para mejora su visibilidad.

Por tanto, el contenido ha de ser específico, especializado, de calidad y sin olvidar a la persona a la que nos dirigimos. Lograr un posicionamiento idóneo y a la vez, un tráfico cualificado, permitirá mejorar las ventas de la pyme.

Vamos a cautivar a nuestro cliente

Cautivar, según afirma Guy Kawasaki, no tiene nada que ver con manipular a las personas. Se trata de transformar situaciones y relaciones humanas.

Supone convertir la hostilidad en cortesía y esta, en afinidad; es, en definitiva, convertir a los escépticos y cínicos en creyentes, y a los indecisos, en fieles.

Cautivar de una manera correcta tiene más poder que la persuasión tradicional, según explica en su libro “El arte de cautivar”.

Este libro explica todas las tácticas que necesitamos para preparar e iniciar una estrategia que seduzca.Su experiencia como empresario y su estancia en Apple son una buena base para tomar en serio sus consejos. Bien sea para aplicarlos a nivel personal como en el contexto de una pyme que desee unos contenidos de calidad y eficaces.

Content-Marketing1

Unos contenidos que gusten y vinculen a tu empresa con el cliente para siempre

No se trata de contar lo mismo que otras empresas de tu sector. Se trata de estudiar a nuestro público y saber qué demanda. ¿Es el público que adora las fotografías de gatos que inundan las redes sociales, las de perros, o ellos no tienen mascota?

El marketing de contenido de la pyme es como una primera cita. No puedes mostrar todas tus cartas a la primera, pero tampoco has de espantar o aburrir a esa persona. ¿Dónde está entonces el término medio? Cautivar.

Dejar a esa persona con ganas de más. De volver a verte. Si sabes hacer magia no organices un espectáculo de dos horas. Enseña un número, y luego, comienza una conversación** interesante, original, divertida.**

El contenido es eso: variedad, calidad, sorpresa, emoción…

Quédate conmigo

Para gustar uno debe perseguir un objetivo sin que se perciba desesperación. Las empresas desean que sus clientes se queden con ellos. Que visiten sus textos, vídeos, fotos, blogs… pero también, que se queden, que les sean fieles.

Para ello, la sorpresa, el aportar algo diferente a lo que encontramos al navegar por Internetes el objetivo. Difícil, pero no imposible.

Trabajemos para Google y también para el lector. No creemos contenido sólo para la máquina, eso lo percibe el cliente. ¿Original? Original puede ser tanto el tipo de letra que empleemos, el tamaño, las imágenes, los colores…

Conclusión

Para alcanzar ese tráfico y ese buen posicionamiento, hay que emplear tiempo en estar al día del sector al que nos dedicamos.

Si cuentas con clientes fieles, no te relajes, a ellos se les debe ofrecer un extra. Una información de valor por estar ahí. Como esa pareja fiel que está a tu lado en los buenos y en los malos momentos. Premia su constancia. Pero no le satures con correos electrónicos diciéndole lo maravilloso que es.

Y lo más importante: la empresa quiere resultados. Para ello el contenido que mejor funciona es el actual,el práctico y los formatos en vídeo y el marketing de contenido en tiempo real. Es decir, emplear la creatividad y las redes sociales a la par. Siempre estando atentos a qué está sucediendo.

Un artículo escrito por Joana Sanchez