Con el comienzo del curso y el descenso de las temperaturas, gran parte de la población reserva sus energías y ahorros mientras esperan impacientes la llegada de cinco fechas de la temporada otoño/invierno en las que su presupuesto habitual disparará sus límites y su maletero se antojará pequeño para alojar tal cantidad de nuevas y diversas adquisiciones.

La compañía Sociomantic Labs, señala que la mayoría de los comercios se ven involucrados de lleno en esta sucesión de festividades en las cuales aumenta la predisposición a comprar. Se trata de fechas de consumo elevado y que suponen, en especial, gran peso en las cuentas de resultados del comercio electrónico. De hecho, algunas entidades y medidores de audiencia, publicaban ya en sus informes del pasado año, que la facturación ecommerce había alcanzado los 17.518 millones de dólares del 1 al 23 de noviembre, fechas que coinciden con los periodos de ofertas cercanos a la festividad de Acción de Gracias que tanto se han popularizado también en España en los últimos años. La compañía destaca los que ha seleccionado como los días más relevantes para aprovechar y sacar el máximo rendimiento a las acciones de este nuevo canal de venta:

Halloween (31 de octubre)

Los días anteriores a la noche de brujas, provocan, como es de esperar, un incremento directo en ecommerce concretos como juguetes, disfraces, o incluso caramelos, adquiridos en grandes cantidades. Por otro lado, la mayoría de los comercios electrónicos, propone Sociomantic, pueden aprovechar esta fecha no tanto para incrementar sus ventas directas sino para favorecer el ‘engagement’ con sus actuales o posibles consumidores de muy diversas maneras. Teniendo en cuenta conceptos como la originalidad o la personalización en las comunicaciones, se conseguirá en la mayoría de las ocasiones lograr el vínculo deseado con los actuales clientes o potenciales compradores.

Black Friday (última semana de noviembre)

Celebrado tradicionalmente en Estados Unidos, el famoso ‘viernes negro’ es un día de descuentos especiales en el que se inaugura la temporada de compras navideñas al día siguiente de “Acción de Gracias”. Esta jornada se ha convertido en una fecha cada vez más esperada también en España y un momento clave en el que poner a punto y tener perfectamente diseñadas nuestras estrategias de ecommerce para sacarles el mayor provecho. Este año, Black Friday será el 27 de noviembre.

1

Cyber Monday (última semana de noviembre)

Con la proliferación de las nuevas tecnologías y el cambio de paradigma en el consumo que se acerca cada vez a la realidad digital, ha surgido como complemento del ya comentado viernes negro, el: ‘Cyber Monday’; una fecha dedicada exclusivamente a compras por Internet. Este día ofrece la opción a los comerciantes de multiplicar sus ventas en 24 horas en las que la combinación más acertada entre promociones y comunicación serán clave para el éxito. Este año, Cyber Monday será el 30 de noviembre.

Navidad (del 12 de diciembre al 6 de enero)

Los días comentados anteriormente sirven de preludio para acabar desembocando en la mayor festividad del año. Las navidades son la época del año de mayor consumo por excelencia. Es aquí cuando los diseñadores de estrategias de ecommerce deben dar lo máximo de sí mismos. Sociomantic sugiere diseñar estrategias de presión promocional dirigiéndose por un lado a los ‘early buyers’, aquellos que acostumbran a aprovechar los primeros días de rebajas para hacerse con los productos más innovadores (12-20 dic y 26-3 ene); y por otro a los más rezagados o personalidades más afines a las promociones del tipo ‘last minute’ que realizan sus compras durante los primeros días de la semana navideña y del año (21-24 dic y 4-6 ene).

Rebajas (7 de enero en adelante)

Este es un periodo cada vez más importante en las cuentas de resultados de los comercios. Los consumidores, tras unos días de compras y celebraciones, reservan cada vez más parte de su presupuesto, en función de su poder adquisitivo, para aprovechar promociones y ofertas. Los ecommerce deben aprovechar este periodo encontrando el equilibrio perfecto entre la reducción de precios y el volumen, con el objetivo de ofrecer a los consumidores ofertas atractivas para lograr fidelizarlos a lo largo de todo el año.

“Marcar el calendario es un factor fundamental a tener en cuenta a la hora de diseñar estrategias de ecommerce. De hecho, la temporada otoño/invierno podría incluso tratarse de la mejor época del año en cuanto a ventas. La oportunidad es enorme para gran parte de los ecommerce, pero el nivel de competencia se encuentra al mismo nivel, por lo que los que mejor planifiquen y personalicen sus promociones y comunicación en estas fechas serán los que se lleven la mayor parte del pastel”, concluye Miguel Ochoa, director general de Sociomantic en España.

Un artículo publicado en Puro Marketing