¿Les tiembla el pulso a los marketeros a la hora de asumir riesgos creativos?

Dicen que quien no arriesga no gana y esta frase, rebosante de sapiencia, cobra especialmente sentido en el universo del marketing y la publicidad.

Es más que evidente que los marketeros están obligados a asumir (al menos de vez en cuando) riesgos de naturaleza creativa, pero ¿realmente se arriesgan los profesionales del marketing y la publicidad? Parece que no lo suficiente.


Últimos artículos en nuestras webs:


Cuando los riesgos emergen en el horizonte, a los marketeros les entra el miedo en el cuerpo y prefieren (en la mayor parte de los casos) darles esquinazo. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la consultora The Creative Group.

Para llevar a cabo el informe The Creative Group entrevistó a 400 marketeros que, afincados en Estados Unidos, trabajan tanto para anunciantes como para agencias.

Los profesionales consultados por The Creative Group otorgan a sus campañas una puntuación media en términos creativos de3,8 puntos sobre 5.

Aun así, y aunque más o menos dadivosos puntuando la creatividad de sus propias campañas, el 43% de los marketeros admite que su equipo asume algunos riesgos creativos (pero no los suficientes). El 10% va más allá y confiesa jugar sobre terreno excesivamente seguro cuando hinca el diente a la creatividad.

El 39% de los profesionales de la creatividad coincide en señalar que su equipo asume la cantidad adecuada de riesgos creativosy sólo el 8% se lamenta de que su equipo cargue sobre los hombros con demasiados riesgos creativos.

Por otra parte, el 46% de los marketeros indica que la fase de trabajo que resulta para ellos y sus equipos más intensa (y que por ende les roba más tiempo) es la planificación (la creación de un plan y la recopilación de recursos).

El 30% de los profesionales del marketing dice que la fase a la que dedican más tiempo y esfuerzo es la ejecución, el 20% concentra casi todo su tiempo y esfuerzo en la etapa de inicio (en la que toca definir objetivos y requisitos) y sólo el 4% considera que la fase más dura es la de clausura (cuando es el momento de evaluar el rendimiento de un proyecto puesto previamente en marcha).

Vía: Marketing Directo

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *