Casi todos los usuarios de LinkedIn podrían llegar a ponerse de acuerdo en que pese a sus esfuerzos, la red social profesional más popular del mundo no es precisamente un prodigio estético.  Y de hecho, no sería del todo desafortunado afirmar que lo sorprendente es lo popular que ha llegado a ser la plataforma, pese al gran empeño que parecen poner en su departamento de usabilidad y diseño para ahuyentar a los usuarios.

La opinión debe haber calado también en las altas esferas de la red social, ya que la empresa está a punto de estrenar un rediseño web que esta vez sí, cumple con esa máxima que afirma que lo profesional no tiene que ser necesariamente sinónimo de complicado o aburrido.

El nuevo diseño, calificado desde la propia LinkedIn como el “mayor rediseño desde su estreno en 2006”, pone el foco según leemos en su blog corporativo, en “hacer énfasis en las conversaciones profesionales más importantes y priorizar los contenidos” .

¿Qué encontramos de nuevo? Lo principal y lo que antes salta a la vista es un “look and feel” más moderno, que recuerda en muchos aspectos a las novedades que ha ido introduciendo Facebook en el último año. Así en un vistazo rápido, descubrimos lo siguiente:

  • Los iconos y la barra de navegación ganan en protagonismo, de modo que sea más sencillo desplazarnos entre las distintas secciones de la plataforma.
  • El chat con nuestros contactos crece en funcionalidad y en la nueva versión, está siempre disponible, independientemente de la sección en la que nos encontremos.
  • El feed de noticias relevantes sigue basándose en un algoritmo que actúa en función de nuestros intereses, pero también incorpora un “factor humano” que se ocupará de seleccionar mejores contenidos.
  • Se incorpora una única barra de búsqueda universal, que nos servirá para encontrar lo que necesitamos en cualquier sección de la red social (en la versión anterior disponíamos de una barra de búsqueda diferente para cada sección).
  • Nacen nuevas estadísticas que nos ayudarán a medir cómo están funcionando los contenidos que compartimos.
  • Un nuevo motor de sugerencias nos ayudará a mejorar los aspectos “menos trabajados” de nuestro perfil profesional.

Y lo más importante para muchos usuarios, un diseño global mucho más limpio, libre de elementos accesorios que dificultan la experiencia. La nueva versión de LinkedIn ya está disponible para algunos usuarios y se prevé que a lo largo de las próximas semanas se vaya activando de forma automática para todos los perfiles registrados.

Un artículo publicado en Muy Pymes