Los nuevos perfiles que necesitarán de aquí a 10 años los departamentos de marketing

Los equipos de marketing han vivido una revolución en los últimos años. El boom de internet y la popularización de nuevas herramientas tecnológicas han hecho que se necesiten nuevos perfiles y que se tenga que trabajar con nuevas responsabilidades. El equipo ha tenido que crecer, diversificarse y cambiar, lo que ha obligado a fichar nuevos perfiles y reciclar algunos de los ya existentes.

Hacerlo no siempre ha sido fácil, porque los marketeros han tenido que competir con muchas otras áreas para hacerse con talento y porque el talento especializado no era siempre tan numeroso como la demanda. Comprender, por tanto, que profesionales serán clave y a quién habrá que fichar en el futuro puede convertirse en un movimiento estratégico fundamental.

Un estudio de Cognizant ha identificado cuáles serán los trabajos que cambiarán las cosas en el futuro y cuáles los perfiles que las empresas buscarán para incorporar a sus equipos de marketing, en una previsión a diez años. El futuro pasará por la tecnología, cierto, pero también por muchos elementos vinculados a cómo están cambiando las cosas y qué esperan los consumidores de las marcas y de las empresas.

Las compañías tendrán que tener a trabajadores cada vez más interdisciplinares y también capaces de adentrarse en cuestiones tan complejas como puede ser la empatía.

Gestores de empatía y de ánimo

En los últimos años, las emociones se han colado de forma notable en el discurso sobre marketing y sobre publicidad. Los marketeros han comprendido la importancia de establecer vínculos emocionales con los consumidores y de conectar con ellos a esos niveles. Al mismo tiempo, ha ido quedando más claro que, cuando se establece una conexión emocional, el vínculo entre el consumidor y la marca en cuestión es mucho más fuerte, lo que ha afianzado su peso en la estrategia. Si amamos una marca, por ejemplo, no solo le seremos más fieles, sino que también nos convertiremos en prescriptores.

Por ello, no sorprende descubrir que en las previsiones de futuro aparecen perfiles muy vinculados. Los expertos apuntan que se necesitarán managers de empatía y de ánimo. Como señalan en el análisis, la competencia por precios y por bienes está a punto de entrar en una fase de madurez, lo que moverá la lucha a las emociones.



Neuro A/B tester

Los tests A/B son ya una herramienta crucial en la estrategia de marketing y una que emplean de forma recurrente las empresas que están haciendo mejor las cosas en marketing digital para comprender a sus consumidores. El futuro irá un paso más allá en este tipo de pruebas, añadiendo de forma más habitual la neurociencia a los procesos. Esto hará que sea más necesario fichar a expertos en neuromarketing para hacer esos tests.

Analista con «un sexto sentido»

Parece un cargo casi nacido del título de una película de misterio sobrenatural: sixth sense analyst, analista con sexto sentido. Es una evolución del trend-spotter de siempre, llevándolo más allá. Estos analistas son capaces de ver hacia dónde van las cosas y qué traerá el futuro, pero en este caso lograrán predecir tendencias y modas mucho antes de que pasen.

No leerán el mercado para detectar tendencias nacientes, sino que se adelantarán a ello. Lo harán echando mano de la inteligencia artificial como aliada.

Purpose planner

Un nuevo perfil que las empresas necesitarán será el de su responsable de propósitos, el planner que trabajará en la hoja de ruta de los compromisos y objetivos de la maca y en cómo contribuye al entorno y la sociedad en la que se mueve. Dado que las compañías tienen cada vez más claro que tienen que tener objetivos y compromisos, es bastante lógico que se encarguen de fichar a profesionales que lideren ese trabajo.

Responsable de creatividad en bots

¿Van a cambiar los bots la experiencia de cliente y la atención que se da a los consumidores? Si las compañías quieren que esto ocurra, tendrán que trabajar muy bien cómo operan esos bots y qué hacen.

Para ello, necesitarán asegurarse de que la experiencia es positiva, el bot único y auténtico y que la conexión con la marca sea sólida. Es ahí donde entran los responsables de creatividad para bots, que se asegurarán de que los mensajes que los bots lanzan conecten con lo que quieren transmitir a la audiencia.

Data ethnographers

La etnografía es otra de las ciencias sociales que se van a convertir en clave en la industria del marketing y en la de los datos. Los data ethnographers, etnógrafos de los datos, se centran en lo que aportan las grandes cantidades de información para leer los comportamientos de los consumidores en relación con la marca, lo que ayuda a perfilar mucho mejor la estrategia.

Vía: Puro Marketing

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *