El segmento de millennials, nativos digitales por excelencia y abanderados de numerosas iniciativas innovadoras y sociales de la mano de la tecnología, tiene mucho que decir en el campo del emprendimiento. Pero, ¿conoces cuáles son los principales obstáculos y trampas a los que se enfrenta un joven emprendedor?

Pese a que la mitad de los millennials sueñan con ser el próximo Mark Zuckerbergemprender a una edad temprana tampoco es ningún camino de rosas y son diversos los obstáculos que se pueden poner en el camino de los más innovadores debido a su edad, al contexto económico actual o las dificultades para hallar financiación.

En el lado positivo, la tecnología ha democratizado el acceso al ecosistema emprendedor, ya que es posible lanzar un proyecto empresarial con un capital mínimo y han surgido numerosas aceleradoras e incubadoras de startups que allanan el camino de las iniciativas con futuro prometedor.

Desde NowSourcing comparten una interesante infografía que recopila las principales desventajas de ser un emprendedor joven. Una de ellas es la discriminación por edad, debido a los falsos estereotipos sobre las generaciones más jóvenes, a los que se unen las mayores dificultades para acceder a determinados tipos de préstamos y créditos bancarios, aunque hoy existen otras vías de financiación como el crowdfunding o el crowdequity. La corta edad -especialmente para los menores- puede impedir el acceso a determinados tipos de eventos o redes de negocio.

Si todavía se encuentran en etapa de estudiar, los nativos digitales pueden tener problemas para equilibrar la vida personal con la profesional y la académica. Además, pueden sentirse tentados a contratar a sus amigos por el mero hecho de la complicidad existente o para divertirse trabajando juntos, algo que no tiene porqué acabar demasiado bien. Bajo demasiada presión, muchos jóvenes emprendedores pueden sentirse aislados o estar sometidos a altos niveles de estrés y ansiedad.

Por supuesto, emprender a una temprana edad tiene muchas ventajas, como una avanzada curva de aprendizaje tecnológico, el manejo de múltiples dispositivos y plataformas, la mentalidad disruptiva, los intereses comunes con la generación como la preocupación por el cambio climático o la gran capacidad de adaptación.

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock