ADP (Automatic Data Processing), proveedor global de soluciones de Gestión del Capital Humano (HCM), ha presentado un informe sobre los siete errores más comunes que cometen las empresas a la hora de valorar la externalización de la gestión de sus nóminas. El aumento de la eficiencia y la experiencia que la externalización de nóminas puede proporcionar a una empresa es la razón principal por la que cada vez más las organizaciones buscan externalizar sus soluciones de recursos humanos y nóminas.

Sin embargo, a medida que el mercado de la externalización evoluciona, la cantidad de proveedores y sistemas puede llevar a confusión. Los errores más comunes son los siguientes:

1. Siempre lo hemos hecho así. La encuesta global de EY sobre gestión de nóminas de 2013 mostró que el 28 % de empresas aún confían únicamente en un modelo de gestión de nóminas completamente interno. A medida que las organizaciones compiten en los cambiantes mercados, obtener la flexibilidad que ofrecen los servicios externos podría ser un beneficio.

nominas

2. Infravalorar los verdaderos costes. Un estudio realizado en 2012 por PwC sobre el coste total de propiedad (“TCO”) muestra que sólo el 37 % del coste de gestión de nóminas y administración de personal es visible.

3. Adoptar una visión a corto plazo. La capacidad de la Externalización para cumplir con las necesidades empresariales futuras, y crecer a medida que crece la empresa, es probablemente su mejor ventaja.

4. Miedo a perder el control. La idea de externalizar puede crear cierta incertidumbre interna. Sin embargo, ofrece un sistema aún más seguro para los datos que el actual, permitiendo que el control permanece en manos del cliente.

5. No creer en la estandarización. Para conseguir resultados positivos del departamento de RRHH los gestores necesitan tener indicadores de rendimiento clave (KPI) y datos fiables y coherentes para evaluar las operaciones. Sin tener estandarizados los procesos de RRHH no es posible determinar su nivel de eficiencia.

6. Comprar basándose sólo en el precio. Los departamentos de RRHH se encuentran bajo presión constante para contribuir al ahorro general de la empresa y encontrar formas de reducir costes. Centrarse tan solo en el coste supone limitarse a ver únicamente una pequeña parte de la imagen global. La decisión de un comité debería verse influida por los amplios beneficios de externalizar la administración de personal.

7. Mala percepción del cambio organizacional. La externalización en el campo de RRHH no tiene por qué implicar necesariamente una reducción de personal. Los líderes empresariales aprecian cada vez más la importancia de RRHH y su importancia en el éxito empresarial, por lo que debe volverse más estratégico y eliminar la carga administrativa.

Un artículo escrito por Arantxa Asián