¿No estás de acuerdo?, escucha y no discutas

A menudo tratamos de persuadir a los demás a través de la discusión. Pero discutir no cambia ni la mente ni la percepción de los demás, en todo caso, hace que la gente sea más intransigente.

Sin embarg, escuchar es mucho más persuasivo que hablar. Cuando estás en silencio puedes recoger mejor lo que no se dice y las señales que muestran de cómo se siente.

Además, te ayudará a averiguar cómo responder. Debido a que las palabras pueden tan a menudo entrar en el camino, el silencio puede ayudar a establecer estas conexiones.

La próxima vez que no estés de acuerdo con los demás, trata de escuchar, en lugar de mostrar tus opiniones sin contemplar el resto de las opciones.

De este modo, al permitir que hablen en el silencio, podrán escuchar la verdad que esconden de sus palabras y, una vez que los demás se sientan vistos y escuchados, ofrece tu punto de vista.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *