No todo vale en el vídeo online: 6 consejos para aprovechar su engagement

El vídeo es un formato ganador. Es uno de los formatos más en auge del momento, genera un enorme engagement y puede impulsar hasta el cielo el conocimiento que los consumidores poseen de una marca. Pero no vale simplemente con lanzar un vídeo a la red, hecho de cualquier forma, y esperar los frutos. Estos son algunos consejos para que esta estrategia sea aprovechada al máximo, ofrecidos por Tallie Gabriel en Contently.com.

1- Contar una historia única

Incluso el contenido más informativo pide a gritos una buena narrativa para conseguir la atención de los espectadores. Contar una historia cercana ayudará a los consumidores a preocuparse más del producto o de la marca de una forma que la simple información no puede conseguir. Si se hace de forma natural y emocional, mucho mejor todavía.

Pero también importa tener claro qué es lo que hace que esa historia sea única y verdadera para la marca y no para sus consumidores.

2- Confiar en los personajes humanos

Los números y los conceptos abstractos son poco cercanos. En cambio, las historias humanas e individuales pueden impulsar la empatía. Por ejemplo, escuchar que una enfermedad afecta a miles de personas puede que no sea suficiente para hacerse una idea de la magnitud del problema. En cambio, contar la situación personal de un paciente, sus problemas personales, sus hobbies y sus valores, puede ser muy diferente. Es mucho más sencillo para los espectadores empatizar con un individuo que con miles.

Por ello, siempre es útil centrar las historias en un solo personaje y en su lucha para conseguir su meta.

3- Pensar fuera de la caja

Hay miles y millones de horas de contenido de vídeo que se pueden ver online. La mayoría se sube en las redes sociales y se deja a la deriva de los algoritmos que estas utilizan para organizar su contenido. En esta competición, hacer algo diferente o nunca visto puede ser definitivo.

Solo hay que echar un vistazo a “Kenzo World”, el spot para la fragancia de Kenzo obra de Spike Jonze. El anuncio muestra a Margaret Qualley bailando y haciendo gestos raros pero su unicidad reside en que no hay nada en otros anuncios de perfumes que sea ni remotamente similar.

Pero claro, no todo el mundo puede permitirse contratar a un director de la talla de Spike Jonze. Además, cadamarca debe intentar insuflar a los vídeos su propia voz. Para obtener el mejor ROI, no hay que tener miedo de hacer cosas innovadoras o divertidas.

4- Olvidarse para siempre de las cabezas parlantes

Que los protagonistas sean humanos es genial, pero deben ser humanos mínimamente interesantes. Nada aburre más a la audiencia que una cabeza parlante, especialmente cuando se trata de cosas técnicas. La pregunta que debe hacerse es: ¿Por qué querría ver esto la gente? ¿Cuál es su elemento diferenciador con respecto a, por ejemplo, un podcast? Si la respuesta es “nada”, habrá que darle un par de vueltas más a la idea.

5- No dejar de lado la calidad

Los consumidores pueden considerar que un vídeo con baja calidad de sonido, mucha pixelación o un tono de color extraño es “cutre”. Y será una palabra que asocien con la marca a partir de ese momento. Sí, hacer vídeo de calidad es caro. Pero hay muchas opciones, como contratar a freelancers si no se puede disponer de un equipo in-house.

6- No asumir que los vídeos son automáticamente entretenidos

En demasiadas ocasiones, las marcas piensan que lo tienen todo hecho porque simplemente crean un vídeo. Pero aunque puede que sea un formato muy dinámico, también es muy fácil aburrirse de él. O, incluso, sentirse incómodo.

Y los consumidores no se andan con chiquitas. Normalmente, ofrecen dos segundos de cortesía antes de descartar un vídeo, especialmente en las redes sociales. Si uno no se gana a su audiencia en estos dos segundos, el vídeo será un gasto gigante de recursos que acaba en un pozo sin fondo.

Vía: Marketing Directo

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *