No veas la tele, no escuches la radio, no leas la prensa

No veas la tele, no escuches la radio, no mires la prensa, evita las redes sociales … y por qué?

Hoy quiero contarte mi opinión sobre la tendencia “moderna” de idealizar el no hacer caso a ninguna clase de medios informativos, como una manera mucho mejor y relajada de llevar tus asuntos.

 

Te dan la matraca con que lo ideal es que te centres en lo tuyo y no hagas caso de nada más.

 

Porque eso te aporta productividad y foco. Además te desestresas y no te cargas de información irrelevante.

 

Ay, … pero no eres un ermitaño en una colina, para bien y para mal estás en el mundo, y si lo ignoras te puedes pegar un buen susto.

 

Bien, hay un sistema sencillo, pero muy útil, llamado DAFO, que es un diagrama de las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de tu negocio, que sirve para tomar las mejores decisiones a la vista de la información disponible.

 

Si bien las Debilidades, que darán lugar a acciones para corregirlas, y las Fortalezas, que hay que procurar mantener, son internas, las Amenazas, situaciones que hay que afrontar, y las Oportunidades, que hay que aprovechar y explotar, son por el contrario dadas por la situación externa, por tu relación con el mercado y la sociedad en la que te encuentras.

 

Y es que estar informados nos va a facilitar:

. Explorar nuevas soluciones.

. Saber lo que hace la competencia.

. Detectar nuevas tendencias.

. Enterarte de lo que puede afectar a tu actividad y a tu sector,

 

Y ya te digo ¿cómo vas a hacer todo esto? si estás yendo a ciegas. Pero es cierto que estamos sobresaturados de información.

Pero esto es igual que el tabaco y la comida.

 

El tabaco es perjudicial para la salud, ninguna cantidad de tabaco es buena, por lo tanto lo mejor es no fumar.

 

La comida, en exceso también te sienta mal, sin embargo, dejar de comer no es una solución válida, te morirías.

Tendrás que elegir qué comes para cumplir tus objetivos de salud, energía, estéticos, lo que necesites.

 

Para la información, pues igual. Tienes que elegir tu dieta informativa, de acuerdo con tus objetivos. Y eso como se hace?

 

* Mantén contactos con colegas, que se dedican a lo mismo que tú, pero no solamente de negocio puro y duro.

* Ten controlado al menos un diario nacional, mira titulares y sigue suplementos de negocios y economía. Ya sea online o escrito, lo que más cómodo te resulte.

* Elige un medio o dos de información local, ya sea escrita o radio, o tv, depende de tu tipo de negocio.

* Elige dos o tres referentes de la situación de tu sector, ya sea Asociaciones de Empresarios, Cámaras de Comercio, Ministerio de lo que sea que te afecte.

* Averigua cómo se informan tus clientes y síguelo tú también, no te pillará de sorpresa. Además así sabrás dónde te conviene hacerte publicidad.

 

No te puede ocurrir:

Que te quedes fuera de mercado porque no te enteraste que se disparan tus materias primas y no has pensado en alternativas.

Que quieras pedir un crédito y vayas a pedirlo cuando “no toca”.

Que hagas planes para cambiar de local cuando aumentan los alquileres.

Que amplíes tu negocio cuando la situación da señales de alerta o cambian las modas.

Que te aumenten los impuestos y no lo tengas en cuenta al poner los precios.

Que haya una desgracia natural con alguno de tus clientes o proveedores y no lo tengas en cuenta como se debe en una situación de este tipo.

 

Como casi siempre, en el término medio está la virtud, si tienes un negocio necesitas conocer tu entorno, no solo para hacer frente a las Amenazas que se puedan presentar, sino también detectar las Oportunidades, lo que no puedes hacer si vives de espaldas al mundo, por muy zen que esto sea.

 

Eso sí, elige qué dosis es suficiente para cumplir tus objetivos, y no estés todo día mirando la tele “para estar informado”.

 

Y tú ¿qué opinas sobre este tema? Déjame tu comentario aquí mismo, y si te gustó comparte.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *