Coca-Cola, Apple y Colgate son marcas que aparentemente conocen a sus audiencias, así como sus fortalezas y propósitos. Pero no siempre es así, ya que a pesar de tener una larga trayectoria de triunfos en el desarrollo de productos, lo cierto es que incluso las marcas más exitosas del mundo la han “pifiado” en alguna ocasión.

Repasamos algunos de los lanzamientos más inauditos de marcas como Bic,Coca-Cola, Colgate, Apple o Microsoft.

1. Ropa interior de Bic

Bic es un ejemplo de lo mal que puede irle a una marca a la hora de ampliar su oferta de productos. La compañía, que construyó su imperio en base a la producción de productos de papelería, encendedores y maquinillas de afeitar, pensó que sería una buena idea empezar a producir ropa interior femenina bajo el nombre de su marca Bic.

Inicialmente lanzada en Irlanda, Austria y Grecia, el fracaso vino porque los consumidores tenían asociada a Bic como una marca de productos desechables baratos, y como era de esperar, la mayoría dio por hecho que la ropa interior sería de mala calidad o incluso desechable. Después de un breve tiempo en el mercado, Bic retiró rápidamente la gama de productos.

2. New Coke de Coca-Cola

En 1985 Coca-Cola anunció que estaba alterando los ingredientes de su emblemática bebida, citando que la nueva fórmula había recibido una valoración muy alta durante sus propios retos de pruebas a ciegas.

Tras el lanzamiento, el público estadounidense respondió con indignación, incluso con la amenaza de boicotear la marca por completo. Tres meses después de su lanzamiento, Coca-Cola oyó a los consumidores y reintrodujo la fórmula original de la marca bajo el nuevo nombre de “Coca-Cola Classic”, que esta vez sí que resultó ser un gran éxito.

3. Entrantes de cocina de Colgate

¿En qué momento se le ocurrió a Colgate, una marca de dentífricos, dar el salto a la comida? De la misma forma que le ocurrió a Bic con extensión de marca, los consumidores no fueron capaces de asociar el hecho de cepillarse los dientes con su Colgate Mint y de disfrutar de una comida precocinada de Colgate. Como era de esperar, Colgate Kitchen Entrees no fue muy bien recibida y desapareció antes incluso de que tuviese la oportunidad de salir del mercado estadounidense (por suerte).

4. Microsoft Bob

Cuando la marca Windows de Microsoft aún era una recién nacida en 1995, la compañía exploró distintas formas para que los usuarios con diferentes niveles informáticos interactuaran con su sistema operativo Windows.

Así nació Bob. Precursor de Clippy, estaba destinado a ser una interfaz de usuario gráfica de dibujos animados. Representaba diferentes aspectos del sistema operativo establecidos en el plan de una casa y ocupado por un “hombre” llamado Bob (entre otros personajes).

La premisa era que si el usuario quería escribir un documento o comprobar sus finanzas, ellos se desplazaban a la oficina en el hogar virtual para cargar su programa deseado. En un momento determinado, el propio Bill Gates, encabezó el equipo para desarrollar la producción de esta nueva iniciativa.

Bob se echó a perder, ya que los requisitos del sistema necesarios para ejecutar esta superposición de interfaz gráfica de usuarios eran mucho mayores que las especificaciones de la mayoría de las computadoras de la época. Junto a su alto precio de venta y la introducción de Windows 95 poco después, el proyecto de Bob se descarriló y está en arresto domiciliario desde entonces.

5. Apple Pippin

Apple es ahora una de las marcas más exitosas del mundo, con historias asombrosas que otras compañías sueñan con lograr, como tener a cientos de fans haciendo cola durante horas alrededor de sus App Stores para hacerse con su último producto. Pero no siempre ha convertido en oro todo lo que tocaban.

Una colaboración entre Apple y Bandai dio a luz a la Apple Pippin en 1996. En ese momento, el mercado de los juegos estaba siendo gobernado por Nintendo, y Playstation acaba de entrar en la carrera.

En la lucha por hacerse con un trozo del pastel, la Pippin se jactaba de conectarse a internet y de un navegador web para navegar, aunque la videoconsola fue recibida con reacciones encontradas. Su alto precio y la limitada selección de juegos, ya que pocos desarrolladores llegaron a bordo, fueron suficientes razones para cimentar la consola en la sala de fracasos.

3. Coco Pops vs Choco Krispies

La marca de cereales de Kellog’s, Coco Pops (Choco Krispies en España) decidió cambiar de nombre y llamarse Choco Krispies para estar más en línea con Cocoa Krispies, el nombre de la marca fuera de Estados Unidos y Reino Unido. Después de lograr bastante atención en los medios y que hasta un millón de consumidores acribillaran a la marca con quejas, Kellogg’s volvió rápidamente a su nombre original.

No obstante, lo cierto es que por mucho que pase el tiempo, siempre habrá quien cuestione si este tipo de cambios en los nombres de las marcas se trata de una estrategia de marketing para ocupar titulares más que otra cosa.

Un artículo publicado en Marketing Directo