Parece que a estas alturas ya estamos de acuerdo en que el marketing en social media tal y como lo entendemos ha muerto y debemos buscar nuevas fórmulas. El Marketing 2.0 ha pasado a la historia y hay muchas definiciones de lo que puede ser el marketing en social media 3.0. No obstante y después de diferenciar que cuando hablamos de marketing online y de social media hablamos de conceptos diferenciados, aunque hay mucha gente que los confunde, me gustaría aportar cual es, bajo mi opinión el marketing en social media 3.0.

Hay que reinventar el marketing en social media.

Y hablando de reinventar veamos que podemos hacer para trabajar un auténtico marketing en social media 3.0, ya hemos hablado en anteriores post de la crisis de los “me gusta” de Facebook, de lo complejo que es conseguir menciones y RT en Twitter, y ya no digamos un +1 en Google+, ¿que le está pasando a las personas en la red? ¿porqué ya no interactúan como antes?. Sinceramente pienso que los culpables somos nosotros, los profesionales de Social Media, en el caso de Facebook por ejemplo, hemos fomentado tanto el uso del “me gusta” a modo de vara de medir que hemos incluido esa acción en concursos, promociones, sorteos, regalos, infinidad de acciones que lo único que pretendían era conseguir una legión de seguidores, pero ¿qué clase de seguidores?.

Community-Manager_1

Hemos conseguido seguidores por nuestros concursos y regalos, pero no seguidores a los que realmente les gusten nuestros contenidos, eso si, el informe a final de mes queda impecable, hemos conseguido tropecientos “me gusta” nuevos, ¿cuantos de esos “me gusta” se han convertido finalmente en cliente de la marca para quien hemos diseñado la acción? Poquitos, muy poquitos, por tanto algo falla. No estamos ante una crisis de valores, pienso que en realidad estamos ante una crisis de resultados, los clientes están en la red pero ya no buscan solo ofertas, ya no buscan publicidad barata, ahora nos piden, nos exigen emocionarse con nuestros post, quieren leer algo que les motive, que les atraiga, que de verdad les llame la atención, están cansados de ver lo “buenos que somos” redactando, ahora nos piden claridad, mensajes contundentes y plenamente identificados con lo que van a encontrar después, ya sea un post de interés, un producto o un servicio, claridad, transparencia y emoción, eso es lo que nos piden los clientes en la red, entonces ¿porqué seguimos empeñados en ofrecer lo mismo que los demás?

La respuesta es sencilla, en las redes sociales hay fórmulas que funcionan, que nos “aseguran” éxito y experimentar nos da un poco de miedo, sin embargo si no evolucionamos a la misma velocidad que lo hacen los clientes, a la misma velocidad que lo hacen las redes sociales, a la misma velocidad que evoluciona el marketing online, lo único que vamos a conseguir es estancarnos en modelos anticuados que mas pronto que tarde dejarán de funcionar. Hay que evolucionar, hay que emocionar para vender, hay que regalar grandes dosis de ilusión en cada contenido, eso es lo que ahora mismo nos demandan los clientes en las redes sociales, por tanto hay que dárselo de forma generosa, sin escatimar esfuerzos, trabajando para comprender lo que los clientes quieren y aportando grandes cantidades de valor añadido, ahí es donde pienso que está el futuro de nuestra relación con los clientes en las redes sociales, todos están por lo menos en una red, vamos a buscarles y a decirles que nos interesan, que nos preocupa lo que piensan y que estamos dispuestos a trabajar por ellos.

En nuestra agencia social media ya hace tiempo que estamos experimentando con otro modelo de marketing en social media, interiormente le hemos llamado marketing en social media 3.0, ya, ya se que de originales no nos hemos quedado calvos, pero si lo pensamos fríamente es tan legítimo como cualquier otro 3.0 que ande suelto por ahí. Si el 2.0 buscaba la interacción con el cliente, la gran conversación en la red, ¿que le pedimos a un 3.0?

  • me gusta
  • @menciones
  • comentarios
  • aportaciones
  • compartidos
  • recomendaciones

y podemos añadir un buen puñado más, pero no se trata de eso, se trata de ver como conseguir que nuestros seguidores se conviertan en clientes y nos falta el 3.0 que de verdad esperan de nosotros, un 3.0 que se llama EMOCIÓN. Como decía en la introducción, en nuestra agencia de social media hemos evolucionado hacia ese sentimiento que tanto cuesta arrancar de un cliente, la emoción. Hemos jugado distintas bazas para conseguir encontrar la fórmula perfecta, y aún no la tenemos, pero tenemos varias que funcionan, os aseguro que el día que tenga la perfecta la guardaré en una caja fuerte y va a ser como el secreto de la fórmula de la Coca Cola. Es broma, el día que la descubramos la compartiremos con mucho gusto.

Nos ha quedado claro que las personas persiguen emociones, y que ya tienen suficientes problemas en la vida cotidiana como para sentarse ante su ordenador, su smartphone o su tablet a darle “me gusta” a los contenidos de esta o aquella empresa a la que le di “me gusta” un día en que sorteaban un jamón. El marketing en social media 3.0 ha de rodear cada contenido de un halo de emoción, algo que haga que quien lo ve se quede, ni que sea unos segundos ante él.

5 fórmulas para crear emoción en marketing en social media 3.0.

  1. contenidos frescos
  2. imágenes sugerentes
  3. call to action claros
  4. interés por las inquietudes de nuestros seguidores
  5. y un BUENOS DÍAS todas las mañanas

Haga frio, calor, lunes, festivo, cualquier día es bueno para desear un buenos días a nuestros seguidores. Ya, ya lo se, todo el mundo lo hace, pero no se trata de hacerlo, se trata de poner grandes dosis de pasión en lo que haces, porque eso se transmite a los seguidores, nuestros seguidores están cansados de ver en su muro noticias de corrupción, de maltratos, están hartos de accidentes, de dolor, nuestros seguidores quieren que les alegremos el día con nuestras publicaciones, les importa menos que nada si hago los mejores muebles, si tengo los mejores helados o si vendo bicicletas, lo que les importa realmente es comprobar que te preocupas por ellos, y para eso tras cada publicación debes quedarte a ver como reaccionan, si, también lo se, si con cada publicación te sientas a ver como reaccionan los seguidores no haces nada más en todo el día. A lo que me refiero es a monitorizar el post, ver cada x tiempo que pasa con el post y responder a los “me gusta y a los comentarios con cierta rapidez. Sería un hipócrita si dijese que no programo publicaciones, claro que si, hay publicaciones que por fuerza se han de programar, pero si algo tiene el marketing en social media es que se supone que es online, ¿recuerdas?. Si sí, ONLINE con mayúsculas, entonces ¿qué nos mueve a los profesionales de este medio a no estar online?

Veamos cuatro razones para estar siempre (casi) online:

  1. Interacciones fluidas
  2. respuestas inmediatas
  3. medición de los post en tiempo real
  4. Generar nuevas emociones

Y la más importante la cuarta, si existen reacciones a nuestros post debemos generar nuevos contenidos relacionados casi de forma inmediata, debemos sugerir sutílmente el call to action, debemos informar pero también escuchar, y con ello seguramente consigamos que además de un “me gusta, un comentario detrás venga un clic en el enlace para realmente “SABER MÁS”.

Efectivamente, ese es el objetivo, si realmente hemos generado emociones en nuestros seguidores podremos decir que nuestro marketing en social media es realmente 3.0, por qué hemos conseguido emocionar y convencer para generar curiosidad para saber más, hemos dirigido a nuestros seguidores a nuestro lugar de destino y hemos conseguido culminar el motivo por el que se nos paga, conversiones, ventas, llamémosle como queramos.

La emoción forma parte de nuestras vidas, y sin emoción no tienen sentido muchas cosas en la misma, demos mensajes positivos, citas de personajes ilustres, consejos que nos hagan esbozar una sonrisa y aseguro que nuestras publicaciones gozarán de un engagement sorprendente, pero a la vez tengamos mucho cuidado, tampoco hay que ser pesados, no hay que abusar de este tipo de acciones que tan bien funcionan, por el simple hecho de que si se convierten en cotidianas dejarán de generar emoción.

Compartiendo emociones para un marketing en social media efectivo.

Yo creo que incluso al más novato en esta profesión le ha pasado que de repente un post ha conseguido unos niveles de visualización imponentes, así de repente, sin saber muy bien por qué. Seguramente ese post estaba compartiendo emoción. Si queremos conseguir un marketing en social media efectivo debemos trabajar tres conceptos muy importantes:

  1. Contenido social media relevante. Comparte lo que realmente sea de interés para tu público, piensa en ellos, conviertete en uno de ellos, si no te emocionas mientras escribes, no estás emocionando al lector.
  2. Estudiar con detalle el target que interactúa con nosotros, este no tiene porque coincidir necesariamente con nuestro público objetivo, podría hablar de cientos de casos donde las conversiones las realiza nuestro público objetivo, sin embargo las mayores interacciones vienen de un público a quien en un principio no nos dirigiamos.
  3. Trabaja adecuadamente los comentarios, interactúa, intenta sacar información de valor de cada comentario, en nuestra experiencia administramos páginas, TL con miles de seguidores, sin embargo las interacciones representan unos porcentajes muy bajos con respecto al volumen de seguidores, sin embargo las interacciones han ido en aumento con las técnicas que acabo de compartir.

Conclusión:

Si te emocionas con lo que haces, emocionarás a tus seguidores, si tus seguidores se emocionan actuarán como prescriptores de la marca a la que representas, si prescriben tendrás más conversiones. Y después de todo esto, me encantaría seguir hablando con todos sobre este tema, así que ánimo, deja un comentario y charlemos de marketing en social media 3.0

Vía: Jardin de Ideas