Una de las tendencias que han tomado muchas empresas es buscar trabajadores que puedan operar de forma autónoma. No me refiero ya aquí a la forma de colaboración, donde antes eran empleados con oficina ahora se busca en muchos casos a un autónomo que trabaje desde su casa con su portátil. Hablamos más bien de las necesidades técnicas para llevar a cabo su trabajo de forma independiente.

En primer lugar necesita una conexión a los sistemas de la empresa. Aquí en primer lugar se necesita un acceso a Internet, ya sea a través de banda ancha fija o móvil, pero también que sea seguro, por lo que lo ideal es que vaya acompañado de una VPN que cifre la conexión punto a punto.

Después ya depende del tipo de aplicaciones que tenga la empresa. Si se trabaja en la nube será más sencillo, si se trabaja con servidores en local, habrá que habilitar un acceso remoto, por lo general utilizando Terminal Services. De esta forma estamos trabajando como si estuviéramos en una oficina desde cualquier lugar.

Hardware y espacio de trabajo

Después es necesario un portátil, un smartphone y una impresora, de manera que se pueda trabajar como si se estuviera dentro de una oficina. La cuestión en muchas ocasiones es quién pone qué en esta relación laboral. Toda la infraestructura debería ponerla la empresa, pero en ocasiones lo que ocurre es que la empresa facilita el acceso y el empleado conexión a Internet y hardware.

cafe

La empresa también facilita la información y formación necesaria para que el empleado puede llevar a cabo su trabajo con solvencia. Por lo que respecta a la oficina se pueden dar dos casos. Si el trabajador autónomo necesita una oficina, le ofrecen todo lo necesario relacionado con el branding, que le relaciones de forma inequívoca con la marca, pero el coste de la oficina suele ir por cuenta del trabajador o colaborador.

En otras ocasiones, si no se necesita que el puesto de trabajo tenga que estar de cara al público, se busca un despacho profesional o un coworking, donde el empleado tenga toda la infraestructura que necesita a cambio de un precio pactado. En el caso de losteletrabajadores, se busca adaptar un rincón en casa para crearse el puesto de trabajo.

En muchas ocasiones lo que se busca es trasladar costes, que antes asumía la empresa, al empleado, de manera que sea él quien los asuma a cambio de acceso a las aplicaciones, bases de datos de clientes, respaldo de una marca reconocida, etc. le ayuden a obtener los ingresos necesarios que compensen dichos gastos así como el trabajo realizado.

Un artículo escrito por Carlos Roberto