¿Qué papel juega la suerte en el éxito?

Para algunas personas quienes tienen éxito en la vida se debe a un golpe de suerte, mientras que otros piensan que la suerte no existe, lo que existe es el trabajo duro. Según lo que tu pienses actuarás en la vida, por lo que la suerte depende mucho de ti.

Están quienes definen la suerte como un factor externo incontrolable por nosotros, es decir, las cartas de la vida ya están echadas. Para estas personas resulta cómodo pensar que el éxito puede deberse a la suerte. De esta forma, se liberan de la necesidad del esfuerzo y esperan tranquilamente ganarse la lotería o que el negocio perfecto llegue y toque a la puerta de su casa. Todo lo que hay que hacer es rezar y confiar. Pero estas mismas personas pueden que piensen que luchar no vale de nada porque sin suerte no pasará nada. El pesimismo se hace más presente en sus vidas y esto los acerca más a la resignación que a la acción.

Otros, más positivos, piensan que la suerte es una combinación de algo de talento con ciertos dotes de vendedor. Y aunque mercadear el talento no es algo que se vea positivo en todas las culturas, muchos que consiguen su éxito se han enfocado en aprender a cómo comunicarse mejor, aprender habilidades de venta, escribir para vender, etc.

La actitud positiva ante la suerte consiste en aprovechar al máximo la oportunidad que se cruce por el camino

Y están quienes piensan que la suerte es un asunto de actitud positiva. Tener actitud positiva es ser capaz de llevar al éxito todo aquello que se nos ofrece en la vida como suerte. Lo ven como un ingrediente más del éxito, pero no como el todo. Además de la suerte se necesita resolución, estrategia y estilo. Lo bueno de este tipo de pensamiento es que siempre hay acción hacia la mejora continua.



Actividad sugerida:

¿Escribe en tu cuaderno de gerencia personal si te consideras una persona afortunada?, los afortunados son aquellos que siempre tienen suerte. Ahora, piensa y escribe ¿de dónde viene tu suerte? Recuerda que según como piensas actúas. Hacerse consciente de los pensamientos, es el primer paso para producir cambios en nuestras vidas.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *