Según revelan algunos de los datos de la edición del 2015 del Informe de Empleo (Employment Outlook) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los griegos son los ciudadanos europeos que más trabajan con una media de 2.042 horas, es decir, 671 horas más que los alemanes que, con 1.371 horas al año, son los que menos horas trabajan al año junto a holandeses (1.425), noruegos (1.427) y daneses (1.438).

Por su parte, los españoles dedicaron a trabajar una media de 1.689 horas en 2014, muy cercana a la de los 34 países que forman parte de este organismo internacional, que es de 1.770 hora anuales.

Sobre la evolución del mercado laboral español en los próximos años, el informe prevé que la tasa de paro continuará cayendo hasta finales de 2016, aunque se situará por encima del 20%, lo que constituye una de las cifras más altas de los países de la OCDE. España tenía en mayo de 2015 una tasa de paro del 22,5%, solo superada por Grecia (25,6% en el mes de marzo) y el doble de la media de la zona euro, que es del 11,1%.

El estudio revela, asimismo, que en el último trimestre de 2014 el 53% de los desempleados españoles llevaba más de un año sin trabajar -el promedio de la OCDE es del 36%- y que el 24% de trabajadores tenía un contrato temporal, cifra que solo supera Polonia.

Un artículo publicado en Muy Pymes