El mundo digital ha abierto un nuevo mundo de posibilidades y es que, la cada vez mayor cantidad de datos permiten a cualquiera con un ordenador, unos conocimientos mínimos de programación, una base de datos y algo de paciencia, convertirse en un auténtico analista (tan cotizado hoy en día).

Así lo demuestra José María Mateos, analista de datos en una empresa de contenidos digitales en su artículo para la sección de tecnología del diario El Paísque, con un aparentemente sencillo experimento, es capaz de discernir cuáles son las canciones más tristes y las más alegres de Spotify.

creativo

Y es que, los números son la base de internet y si quiere ejemplos basta con mirar las listas de recomendaciones que generan los algoritmos de Spotify, Apple Music o Netflix a sus usuarios de manera automática basándose en las etiquetas o en la cantidad de reproducciones.

De la misma manera, Mateos basa su experimento en el análisis de aquellas canciones etiquetadas en categorías que incluyen la palabra sad (triste en inglés) o happy (alegre en inglés) en las listas de reproducción que hacen públicas los propios usuarios.

El resultado muestra 11.330 listas de reproducción tristes, con 330.000 canciones diferentes, y 8.931 alegres, con 350.000 temas.

Sin embargo, Mateos destaca la importancia de los detalles y es que “que una canción aparezca en el 10 % de las recopilaciones de música triste no significa nada si aparece en un 15 % de listas etiquetadas con términos emocionalmente asépticos (música, favoritos, etc)”.

Así, se filtran los datos que contengan estos datos denominados neutros por el autor y el resultado final son unas listas de 50 canciones de cada tipo entre las que se encuentran Build you up, de Kim Taylor, y Celeste, de Ezra Vine.

Se corresponden así las canciones lentas y melódicas con la categoría de tristes y más rítmicas con las alegres, nada sorprendente.

Un experimento que pretende demostrar no tanto el potencial del enorme flujo de datos que existe en internet sino en la importancia de su filtración y análisis que permite obtener información realmente relevante y, lo más importante, al alcance de cualquiera.

Un artículo publicado en Marketing Directo