Si eres emprendedor, crea y cuida tu marca personal

En España, la marca personal nació hace muchos años cuando Manuel Luque apareció en las pantallas de televisión cerrando un sencillo anuncio con esta frase: «Busque, compare y si encuentro algo mejor, cómprelo». El empresario, no dudó en ponerse frente a las cámaras para sacar de la crisis a la compañía y vender detergente como fuera.

Había llegado el momento de poner rostro y humanizar a las empresas. Por lo tanto, la marca personal no es una moda, es una forma inteligente de mostrar tanto un producto como un servicio, poniendo énfasis en la persona. Si la estrategia es buena, funcionará. En este caso lo hizo porque fue una novedad dentro de nuestra sociedad.

Apuesta por una historia auténtica

El primer consejo que viene de la mano de personas que han logrado una marca personal que perdura en el tiempo es: crea una estrategia basándote en cómo les va a los que triunfan, o en otras palabras: fíjate en los mejores. Y mejor no significa tener muchos seguidores, sino repercusión: conversaciones, comentarios.

La marca personal no es el inicio, debe trabajarse en ella una vez que se cuenta con un trabajo detrás que nos respalde. De nada sirve aparecer en múltiples redes sociales si después no tienes nada que ofrecer.

Prepárate para que tu marca personal no triunfe en una semana

El problema que tienen algunos emprendedores es que confunden internet con magia. Incluso con inmediatez en cuanto a resultados. Y una estrategia digital es una carrera de fondo.

Es interesante fijarse en personajes como Richard Branson, pero tú no eres él. Para empezar, a él le avala Virgin y a ti tu negocio o servicios que son muy respetables pero obviamente tu repercusión no será jamás la misma.

Así que pies en el suelo, humildad y sobre todo, a trabajar. Sin un buen trabajo que quede reflejado en un blog actualizado, las imágenes más atractivas subidas a Instagram pasarán desapercibidas, atrae y después ofrece algo a cambio: tu profesionalidad.

A tus futuros seguidores les seducirás si haces cosas interesantes

Lo primero que nos viene a la mente son esas páginas de consultores o conferenciantes que tienen una agencia de marketing detrás potente, y que al cabo de un tiempo desaparecen, o al menos, ya no son tan contratados ¿por qué?

Porque no tienen nada que contar o siempre cuentan lo mismo. Hay personas viviendo en el anonimato que han se han forjado una vida profesional rica, interesante y plagada de anécdotas que pueden servir a los demás.

Encontrar el término medio: algo que contar y exposición en las redes sociales es lo ideal. Si te vas a dar a conocer para compartir teorías que otros ya han mostrado, no escogerás el mejor camino, trabajar duro y ofrecer calidad, originalidad, algo que un tercero necesite es lo fundamental.

No empieces la casa por el tejado, la marca personal es un resultado no el inicio

Las personas que tienen marcas personales potentes: seguidores que se han convertido en clientes, son profesionales que antes de lanzarse a la piscina de la creación de marca personal, han mirado atrás y comprobado su trayectoria.

Después se han hecho este tipo de preguntas: ¿Qué quieres hacer?, ¿En qué te quieres convertir? En un mundo donde los seguidores se pueden comprar, los amigos se pueden convertir en seguidores inútiles, piensa siempre como un profesional: ser popular sin ofrecer contenido de calidad no servirá para nada.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *