Después del boom de las páginas web donde todas las empresas corrieron a tener la suya y de ver como se ha desarrollado el mundo de Internet en estos años estamos en un periodo de madurez donde las empresas se piensan mucho las inversiones que deben realizar. Quizás por eso sólo una de cada cuatro microempresas tiene página web.

En concreto según el Informe ePyme 2014 (PDF), elaborado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI) de Red.es y Fundetec, sólo el 28,7% de las microempresas tienen página web de su negocio. Y esto si tenemos en cuenta que este tamaño de empresas representa el 95,8% del total de empresas es mucho decir.

Cloud Computing

Quizás muchas están desengañadas ante las grandes promesas de llegar a un gran público y luego quedarse en poco más que tener presencia en un inmenso directorio online, donde o te buscan directamente o es complicado que den contigo para la mayoría de empresas que no utilizan marketing online, SEO, SEM, etc.

De hecho para muchas de ellas resultan más útiles y más prácticas otro tipo de herramientas, con las que se saben manejar de forma más sencilla, desde una página de Facebook, donde pueden añadir contenidos de forma fácil, hasta información de contacto en Google Maps que les de la visibilidad que muchas necesitan cuando alguien está buscando servicios que ellas ofrecen en las proximidades de su zona.

Por otro lado, Facebook se ha convertido hoy en día en el boca a boca de nuestros tiempos. De hecho las redes sociales tienen una mayor penetración en las micropymes con un 31,8% que la página web. No es una cuestión de inversión o recursos, sino más bien de esfuerzo, de tiempo y de estrategia a fijar, algo que muchas empresas no realizan a la hora de tener una web de la que se sientan orgullosas.

Un artículo escrito por Carlos Roberto