SÓLO UNO DE CADA DIEZ AUTÓNOMOS DESCONECTA EN VACACIONES

Gracias a las nuevas tecnologías y soluciones de conectividad, los autónomos pueden irse de vacaciones sin necesidad de desentenderse completamente del negocio. Normalmente, si el proyecto lleva poco tiempo en marcha y aún está “tierno”, cuesta mucho dejarlo sin vigilancia aunque sea sólo unos días. Por otro lado, muchos autónomos consideran su negocio como un hijo y, aunque no estén encima de él todo el tiempo en vacaciones, nunca dejan de echarle un ojo de vez en cuando. De hecho, según el último informe de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), sólo uno de cada diez autónomos desconecta en vacaciones. También, la desconexión total o parcial dependerá mucho si el trabajador por cuenta propia dispone de alguien que le sustituya durante el tiempo que ha decidido descansar. Y aunque un socio o un familiar se haga cargo del negocio en vacaciones, es casi imposible para muchos no conectarse por internet de vez en cuando o no llamar para saber cómo van las cosas.

En general, dejar al frente del negocio a un sustituto en agosto solo funciona de forma correcta si existe alguien de confianza que conozca el día a día el proyecto y lo mime de la misma forma que el fundador.

La otra opción es cerrar en agosto, siempre que el negocio lo permita, para reiniciarlo en septiembre. Obviamente, eso no es posible en todos los sectores o en todas las actividades. Incluso hay algunas que agosto es el mejor mes del año en cuanto a ingresos o beneficios se refiere, por lo que toca buscar otro mes para intentar descansar durante algunos días. Y también hay algunas actividades que siempre tienen más complicado la desconexión total sea el mes que sea, como losecommerce, porque Internet no descansa nunca, es decir, no entiende horarios ni vacaciones, ya que los usuarios pueden comprar en cualquier momento del día y del año.



Todo ello no implica que, en el momento que elijan, los autónomos tengan que cogerse vacaciones y permanecer ciegos y mudos sin saber cómo va el negocio durante esos días de descanso. Está claro que hay que desconectar, descansar y disfrutar, ya que aporta bienestar mental y por consiguiente mejora el rendimiento laboral. Pero tampoco es malo poder echarle un ojo al negocio de vez en cuando desde cualquier parte del mundo.

La clave está en organizarse y conectarse al negocio un tiempo limitado y así, el resto del día, poder disfrutar del ocio y de las vacaciones. Para lograrlo, resulta imprescindible la planificación previa y, si es necesario hacer alguna gestión -por ejemplo con clientes- informarles de nuestra única disponibilidad a ciertas horas del día. Para ello, existen soluciones de conectividad que permiten al trabajador por cuenta propia irse unos días sin que la actividad profesional se vea afectada, como por ejemplo los routers portátiles de Boltia Wifi: se trata de unos dispositivos con un tamaño de bolsillo para poder llevar a cualquier parte y así seguir conectado al negocio. Y es que un aspecto clave para los trabajadores por cuenta propia que hoy en día son capaces de realizar su actividad desde cualquier parte.

Estos dispositivos también permiten irse tranquilo de vacaciones ya que ningún negocio está libre de sufrir imprevistos incluso en agosto. La conectividad consigue muchas veces resolver problemas desde el lugar en donde se encuentre el autónomo descansando sin necesidad de volver al negocio. Solucionarlos y poder continuar las vacaciones sin tener que dejar a la familia en la playa.  Además, según cuentan los expertos, el hecho de no desconectar completamente en vacaciones puede hacer que la vuelta a la rutina se haga más llevadera y no necesitarán un tiempo de adaptación, evitando así el famoso síndrome post vacacional.

Vía: Autonomos yEmprendedores

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *