Soundcloud, una de las startups más importantes del panorama europeo, atraviesa uno de sus peores momentos. Según publica el portal especializado Tech.eu, la empresa habría pedido un crédito nada menos de 32 millones de euros para poder mantener su actividad, en un movimiento que en el panorama se conoce como debt funding, o financiación por la emisión de deuda convertible.

El dinero lo habría proporcionado el fondo americano “Tennenbaun Capital Partners”, organización especializada en invertir en empresas que atraviesan “situaciones financieras complicadas”. Y más allá de este préstamo inicial, la empresa especializada en streaming de audio, habría suscrito la opción de solicitar otros 64,5 millones de euros a través de bonos convertibles.

auriculares

La noticia por un lado puede aliviar la delicada situación financiera de la startup sueca, pero alimenta los rumores de una posible venta con la que ya se especuló en el pasado, cuando se habló incluso de Twitter como una de las empresas interesadas en adquirir Soundcloud y su tecnología de streaming de audio.

A finales de 2014, la empresa había conseguido una inversión en capital riesgo de 150 millones de dólares, que elevaban el valor de la compañía hasta los 1.200 millones de dólares. Noticias que iban acompañadas por un incremento notable de su base de usuarios y el “momentum” streaming, con empresas como Spotify o Pandora en boca de todos.

Y sin embargo el último año ha mostrado lo difícil que resulta mantener una compañía basada en un modelo freemium. Sus 175 millones de usuarios activos, suben a los servidores de la compañía nada menos que 12 horas de audio cada minuto. A la vez, la tasa usuarios que pasa a un modelo premium (paga por subir) no crece lo suficiente como para mantener los costes de una infraestructura que sólo puede monetizarse si se amplía la base de usuarios. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Los últimos datos que se han filtrado sobre su situación financiera datan de 2013, cuando la compañía anunció 29 millones de dólares en pérdidas y únicamente 14 millones de dólares en ingresos.

Un artículo escrito por  Rodolfo de Juana