No hay nada más satisfactorio que irte de la oficina con el gusto de haber hecho un buen trabajo. De hecho, un día malo y poco productivo puede terminar bien con sólo 15 minutos súper productivos. A continuación os dejamos cinco formas para lograr esto:

1. Vacía tu bandeja de entrada. Los expertos en productividad te dirán que tener la bandeja de tu correo vacía te hará más efectivo. Me he dado cuenta que esto me hace sentir que tengo orden en mi vida. Si tienes la bandeja de entrada vacía, significa que todo está en su lugar: ya sea en la basura, calendario o en el correo de la otra persona.

Stretching out their legs and backs

2. Determina qué es lo que hará que mañana sea especial. Muchas veces vivimos con una mentalidad de tiempo y esfuerzo. La frase de: “Trabajé mucho hoy y fue un día largo, seguro fui muy productivo” no siempre es certa. Algunos de los días más agotadores son en los que no somos tan productivo. No es sobre el tiempo y la cantidad de trabajo, sino sobre los resultados y un esfuerzo intencionalmente importante.

3. Cómete una rana. Mark Twain decía que si comes una rana viva antes que cualquier cosa por la mañana, nada más en tu día será tan malo. Estoy de acuerdo, pero el consejo también incluye lo último que haces antes de irte a tu casa. Si dejas una tarea molesta para el día siguiente, te irás de tu escritorio con una nube negra en tu cabeza. Por otro lado, si terminas ese pendiente antes de irte, te sentirás más libre.

4. Haz algo bueno por alguien más. La clave aquí es la intencionalidad. Planea terminar tu día haciendo algo específico y bueno por alguien más, un compañero, amigo, familiar, cliente, etcétera. Es imposible hacer algo por un individuo sin sentirte bien contigo mismo. Te podrás ir de tu trabajo sabiendo que ayudaste a otra persona y estarás más tranquilo.

5. Agradece. Tienes un trabajo. La gente te paga. Debido a esto puedes poner comida en tu plato. Tienes una gran oportunidad, educación y esperanza.

¿Tienes idea lo raro que es eso si te comparas con otras personas en el mundo?Tómate un momento antes de apagar todo y agradece lo que tienes en la vida. Cuando ves las cosas desde otra perspectiva, terminarás tu día más animado y fuerte.

Un artículo publicado en Muy Pymes