¿Y si el secreto del éxito en marketing está en simplemente conocer tu marca?

La búsqueda del secreto de lo que hace que una estrategia de marketing sea infalible es una de las recurrentes acciones que realizan los marketeros y una de las habituales preguntas que intentan responder los estudios. Comprender qué hace que las cosas funcionen y qué asienta la imagen de marca es algo muy importante, ya que posibilita ser mucho más efectivos con el trabajo que se está realizando y a la hora de afianzar vínculos con los consumidores. Dado que el mercado es cada vez más competitivo y que sobrevivir en el mismo es cada vez más y más difícil, especialmente cuando se está empezando de cero y cuando no se han tenido años para crear y asentar una imagen de marca, comprender exactamente cuál es esa pieza fundamental parece más relevante que nunca.

Los estudios han ido apuntando en muchas direcciones. De entrada, se podría decir que es crucial ir al mismo ritmo que el mercado y que seguir sus evoluciones y sus cambios y ajustar lo que se hace a ello es algo decisivo para poder sobrevivir.

Por supuesto, esto también está muy vinculado con los consumidores, sus necesidades y sus expectativas. Los potenciales compradores quieren que las empresas les ofrezcan lo que buscan, lo que necesitan y lo que les importa, al tiempo que los clientes que ya han conectado con esa marca en cuestión esperan que les ofrezcan experiencias de consumo positivas. Todo debe fluir sin complicaciones y todo debe responder a lo que los consumidores esperan. Ahí entran cada vez más criterios, como por ejemplo los principios y los valores. Durante años, eso era algo que importaba en un consumo de nicho, pero que ahora se ha extendido más allá de ese escenario.

La lista ha ido creciendo y seguirá haciéndolo. Los marketeros seguirán lanzando recomendaciones y posicionándose con más acciones que sigan el ritmo de los tiempos y los analistas continuarán mostrando tendencias dominantes en la industria que cambiarán el orden de las cosas. Pero ¿y si el secreto de la buena estrategia de marketing fuese en realidad algo mucho más común?



Para triunfar: conoce bien tu marca

Quizás, más que ir a lo nuevo, a las tendencias, a los consumidores y a los retos de los nuevos canales habría que partir de la base, de lo que sostiene la estrategia y todo lo que se hará de forma más transversal. Esto es, antes de pensar en todos esos puntos habría que establecer si se ha hecho el trabajo más básico y si se tienen los conocimientos más específicos.

A la hora de construir una casa, hay que empezar por los cimientos. A la hora de comprender qué hace que la estrategia de marketing funcione, también. En este caso, eso sí, los cimientos son, antes que nada, el conocer a la marca.

Como señalan en una columna en MarketingWeek, a la hora de lograr que la estrategia de marketing sea más efectiva y que funcione mucho mejor a la hora de conectar con el consumidor lo que se tiene que buscar y hacer es algo muy sencillo.

La empresa tiene simplemente que tener claro cuáles son sus fortalezas y, con ese dato en la mano, trabajar en ellas. no todas las marcas necesitan reinvenciones radicales, no todas tienen que hacer grandes ajustes y no todas tienen que posicionarse en terrenos completamente nuevos. A veces, lo única que las marcas tienen que hacer es entender qué es lo que importa en su identidad y cómo seguir usando esas características.

Conocer las fortalezas de la marca es, de hecho, casi la lección básica y primordial que debería aprenderse en marketing. Cualquier estrategia, por muy innovadora y rompedora que sea, que no parta de esa base acabará desplomándose como un castillo de naipes.

Pero además conocer las fortalezas de la marca también puede ayudar a posicionarse mejor en tiempos complejos o incluso a garantizar la supervivencia de la compañía. En el análisis del medio británico, se centran en lo que ha ocurrido con varias marcas locales. Una de ellas, la cadena de supermercados Tesco, es posiblemente la más reconocible fuera de sus fronteras. Tesco tiene una imagen sólida, ha logrado sobrevivir al empuje de los supermercados descuento (tanto Aldi como Lidl han crecido muchísimo en Reino Unido) y se ha recuperado de un escándalo de reputación. Lo ha hecho, señalan, yendo a la base. Han comprendido qué es lo opera en el corazón de su marca y han centrado en ello su estrategia de marketing.

Vía: Puro Marketing

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *