¿Qué es una franquicia? Definición, tipos, ventajas y desventajas

Una de las fórmulas más comunes a la hora de emprender son las franquicias, un modelo de negocio que permite acceder a los beneficios de una marca consolidada a cambio de una contraprestación económica.

En cualquier caso, aunque pueda parecer una fórmula de negocio apetecible, antes de emprender conviene conocer en profundidad cómo funcionan este tipo de negocios.

Qué es una franquicia

Una franquicia se considera un modelo de negocio y relación comercial entre dos partes. Por un lado, se encuentra el dueño de una marca (el franquiciador) y, por otro lado, el emprendedor (franquiciado) que pagará por usar dicha marca como proyecto. Esto último se considera “canon de entrada

Sin embargo, no se trata solo de utilizar el nombre de una empresa y establecer un local de bienes o servicios. El franquiciador suele proporcionar diferentes herramientas para llevar a cabo el negocio, desde el diseño visual, hasta los tipos de productos que se deben usar.

En muchos casos, también se establece la relación comercial con el compromiso de brindar asesoría a lo largo del proyecto. Todo depende de la marca que se esté manejando, no obstante, la base legal es la existencia de un contrato entre dos partes en la que se ceden una serie de derechos a cambio de un pago.

Cómo funciona una franquicia

Ya tenemos el concepto de qué es una franquicia, ahora es necesario saber cómo funcionan las franquicias para entenderlas a fondo. Incluso es un modelo de negocio que está en cualquier parte, pero no todas las personas comprenden su desarrollo interno.

Partamos desde la negociación y el pago por adquirir la licencia de la franquicia. Una vez que se establezca el proyecto, el local o el negocio, se irán haciendo otros pagos mensuales. Dicho pago puede ser una suma fija que se haya acordado o un porcentaje sobre las ganancias que se obtengan de la actividad.

El franquiciador y franquiciado siempre tendrán relación a lo largo del tiempo. Si bien se otorgaron los derechos para trabajar con la marca, el negocio estará monitorizado por el franquiciador. En ese sentido, el emprendedor o franquiciado, deberá cumplir con todas las exigencias de calidad.

Como bien mencionamos antes, el franquiciador suele proporcionar herramientas y estas se complementan con la calidad exigida. Por ejemplo, si se trata de una franquicia de comida rápida, se deben facilitar los proveedores de los alimentos, el lugar donde se adquiere el mobiliario y otros datos.

Por otro lado, quien esté pagando por la franquicia, debe comprometerse en cumplir con cada aspecto pactado. En este sentido, lo que se busca es la rentabilidad comercial, al contar con un negocio ya establecido y una marca con presencia en el mercado.

Qué tipos de franquicias existen

Ahora que sabemos cómo funcionan, debes saber que existen distintos tipos de franquicia. A continuación, te mostramos los detalles.

  1. Franquicia individual: Se trata de la más común. En ella se acuerdan los productos, la parte visual de la marca y otros aspectos para usar en un solo establecimiento. Puede ser el caso de un café que es manejado por un solo emprendedor.
  2. Franquicia múltiple: Se da cuando se hace el negocia por diferentes establecimientos. Se puede comenzar con una individual y después adquirir otras sucursales. Pero hay proyectos en donde se invierte más y se inicia con varias al mismo tiempo.
  3. Franquicia regional: Se trata de una adquisición mucho mayor, puede ser el caso de establecer la marca en otro país. Aquí también existen acuerdos para supervisar el manejo de las operaciones con otros nuevos franquiciados dentro de la región.
  4. Franquicia maestra: Esta suele ser muy parecida a la anterior, pero tiene un poco más de alcance. La maestra se encarga de gestionar las actividades de la franquicia de un país entero, no solo de una región específica del mismo.
  5. Tipo córner: Es la que se establece dentro de otro negocio y solo vende el producto o servicio en esa sección. Pueden ser los casos de tiendas departamentales y supermercados que ofrecen venta exclusiva de una marca.
  6. Tipo Shop in Shop: Puede confundirse con la anterior, pero su principal diferencia es que esta no tiene que ser sobre un producto y servicio parecido al local principal. Se usan para tener más opciones en el mismo espacio comercial.

Ventajas y desventajas de las franquicias

Al ver qué es una franquicia y los tipos que pueden surgir en una negociación, es necesario dejar claro su lado positivo y aquellos que le restan. Todos los modelos de negocios cuentan con más beneficios que otros, ¿cierto?

Asimismo, queremos detallar las ventajas e inconvenientes de las franquicias. Esto te ayuda a tener un mejor plan cuando pienses en invertir en una.

Ventajas

  • Menos coste inicial: Al entrar con un proyecto ya establecido, te ahorras muchas pruebas y errores y, por lo tanto, dinero.
  • Menos riesgo comercial: Al igual que lo anterior, estás acordando con una marca ya establecida y esto se traduce que ellos ya han corrido el riesgo de implementarla en el mercado.
  • Tiempo de crecimiento: Es mucho más rápido que el de un negocio que piensas desde cero.
  • Es una economía de escala: Al tener varias sedes, los precios pueden ser mejores por su gran producción.
  • Menos inversión en publicidad: La marca ya suele estar diseñada y publicitada, así que no debes pasar por gastos excesivos de publicidad.
  • Apoyo de un equipo: Suelen tener un soporte de expertos detrás, personas que ya han trabajado con la marca y saben como funciona a todo nivel. Eso ayuda a introducir nuevas propuestas, temas de atención al cliente y más.

Desventajas

  • No puedes cambiar: No tienes la libertad para tener iniciativa, todo se debe manejar bajo las exigencias del franquiciador. Por ejemplo, no podrás cambiar su color de marca o tipo de menú.
  • Tu voz es minoritaria: A pesar de que puede depender del tipo de franquicia, no podrás tomar decisiones importantes, eso solo lo hace el dueño o dueños.
  • No tienes libertad sobre la comunicación: Este es el caso de Internet, se deben establecer relaciones y parámetros iguales a los de la misma marca en otras ciudades y países. Solo se cambia el idioma en caso de aplicar.
  • Debes estar abierto a la supervisión: Aunque se acuerda dentro del contrato, debes aceptar la visita del equipo de la franquicia, ellos comprobarán que todo se esté haciendo bajo sus exigencias.
  • Cantidad de beneficios: Puedes obtener buenas ganancias y muy rápido por ser una marca establecida, pero serán menores en comparación con un proyecto que es todo tuyo. Esto se debe al porcentaje que pagarás al franquiciador.

Autónomos y Emprendedores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *