Los 5 lenguajes de programación más duros de aprender: ¿te atreves?

Al igual que existen lenguajes de programación más sencillos de aprender e ideales para novatos como Swift, Go, Javascript o Python, otras alternativas son muy complejas y de carácter más rígido. Estos son algunos de los lenguajes de programación más difíciles de aprender.

Si quieres aprender a programar desde cero, algunas de las mejores alternativas son Scratch -aunque ya no seas un niño-, Python, Code Studio, Alice o Ruby, entre otras. Además, Javascript, Dart for Flutter, Java o Swift tienen una gran demanda y salarios muy elevados dentro del mercado tech internacional.

Pero en el reverso, otros presentan muchas más dificultades a la hora de ponerse manos a la obra con el código.  Estos son algunos de los lenguajes de programación más rígidos y difíciles de aprender que existen en la actualidad. 

1. C ++

C ++ se trata de una extensión de C. Creado por Bjarne Strostrup en 1979, su finalidad fue extender a C mecanismos que permiten la manipulación de objetos. Es de alto nivel, muy didáctico y gran número de compiladores en diferentes plataformas y sistemas operativos. Google Chromium, varias aplicaciones de Microsoft e incluso el modelado financiero en Morgan Stanley se realizan con C ++.

Según explican desde Spring Board es dífícil de aprender porque tiene una sintaxis compleja para admitir la versatilidad, es un lenguaje permisivo -puedes hacer todo lo que sea técnicamente posible, incluso si no es lógicamente correcto- y eso sí, lo aprenderán mejor aquellos que ya tengan base previa programando en C. 

2. Prolog

Prolog se trata de uno de los primeros lenguajes de programación lógica, ideado a principios de los años 70 en la Universidad de Aix-Marseille I (Marsella, Francia) por Alain Colmerauer y Philippe Roussel. Nació de un proyecto que no tenía como objetivo traducir un lenguaje de programación, sino el tratamiento algorítmico de lenguajes naturales. Hoy está siendo adoptado por numerosas apps de IA y procesamiento de lenguaje natural.

Su carácter poco convencional dificulta su aprendizaje, ya que sus estructuras de datos son diferentes a otros lenguajes, obliga a pensar mucho en lógica y requiere un compilador irrazonablemente competente.

3. LISP

Junto al anterior, LISP es otro de los lenguajes más usados en IA y además, es el segundo lenguaje de programación más antiguo después de FORTRAN. Su dificultad radica en que se trata de un lenguaje fragmentado con soluciones específicas de dominio y la sintaxis en LISP utiliza ampliamente paréntesis a los que puede ser difícil acostumbrarse. 

4. Haskell

Haskell es un lenguaje puramente funcional polimórfico estáticamente escrito que se basa en el cálculo lambda. Nombrado en honor al matemático Haskell B Curry, se utiliza principalmente en investigación, aplicaciones industriales y enseñanza. Sigue un paradigma 100% funcional, a diferencia de la mayoría de los lenguajes modernos que aceptan comandos imperativos, sus matices y corrección de errores presentan una dífil comprensión y además, conlleva un uso intensivo de su jerga específica, algo que puede desanimar a los principiantes.

5. Malbolge

Este esotérico lenguaje debe su nombre al octavo círculo del infierno en el infierno de Dante, diseñado para ser el lenguaje de programación más difícil que existe. Otros idiomas en esta categoría son INTERCAL y Cow, desafíos que los programadores aceptan por diversión en lugar de por su aplicación prácticas.

Se modifica a si mismo cayendo en un comportamiento errático y no hay muchos recursos de aprendizaje porque pocos programadores destinan su tiempo a aprenderlo. Además, no existe un compilador oficial para Malbolge ni una lista concreta de instrucciones: estas cambian según su posición, pero no su posición en el programa, sino en la memoria de la máquina.

Fuente | Spring Board

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *